“Pequeño circo – Historia oral del indie en España” de Nando Cruz


1429433218-34-1Nando Cruz, periodista musical en activo desde hace ya unas décadas, se propuso hace unos pocos años revisitar la historia del indie en España y conseguir reunir en un solo volumen un resumen de la historia de una ingente generación de bandas que intentó superar su contradicciones y sus limitaciones para hacer música.

En “Pequeño circo” encontramos una revisión de la historia del indie en España contada por muchos (no todos, pero sí los principales) protagonistas. Nando Cruz ha realizado la titánica tarea de entrevistarlos a todos ellos posteriormente ordenar cronológicamente todo lo narrado. Más de trescientas horas de grabación y dieciocho meses de intenso trabajo nos dejan un barroco mosaico en el que distintos artistas van desmenuzando sus recuerdos sobre aquella época, algunos de ellos míseros, otros, más divertidos de recordar, todos ellos necesarios para conformar casi mil páginas de cultura popular que, tras leerla, se me antoja indispensable. ¿Cómo nadie lo había hecho antes?

No hay nostalgia generalizada, aunque es imposible no sentirla al leer ciertos pasajes del libro, y en diferentes tipos y grados de ella para cada perfil de lector debido a condiciones culturales y geográficas.

“Pequeño circo” es un texto en modo alguno revisionista, pues no pretende hacernos comulgar ni excomulgar con ninguna de las ideas expuestas. Sí se puede atisbar cierta crítica subterránea, pero parece hecha desde el cariño a una época de sueños y esperanzas para algo que estaba llamado a nunca materializarse: una escena, una verdadera escena indie. Además de absurdo, por ir en contra de la misma idiosincrasia del indie, es algo que aunque muchos se empeñaron, ahora queda claro. Nunca existió, más allá de un montón de grupos, más o menos hábiles a la hora de gestionarse y más o menos inspirados a la hora de componer, una escena. Puntos en común, los hubo, claro: ombliguismo, impericia musical, snobismo y la manía de cantar en inglés, que por cierto hacia el final de la obra se reconoce como uno de los errores de aquella generación. La parte final del libro parece querer desvelar, a modo de epifanía, algunas incógnitas, como qué fue el indie o si supuso una revolución contracultural. Todas esas preguntas las responden los protagonistas, cada uno con una interpretación muy diferente entre sí. Por ejemplo, tendríamos a “J” de Los Planetas, cuya visión del indie es algo mitificadora y algo ensoñadora y a Nacho Vegas, dese luego mucho más pragmático en sus valoraciones finales. Resulta realmente interesante poder contrastar la divergencia de opiniones de todos ellos y e intentar hallar un punto equidistante.

“Pequeño circo” también funciona para intentar entender el indie español actual y el cambio generacional. Si en la Movida todos querían triunfar y ganar dinero, los indies de los 90 tuvieron una actitud nihilista y pretendidamente alejada del éxito. Ahora, de nuevo tenemos hornadas de grupos “indies” (palabra a día de hoy desvirtuada y ya sin apenas significado real – me pregunto si tiene sentido describirlos así) que vuelven a querer ser masivos y llegar a la mayor gente posible. No le veo mayor problema, de verdad, más allá de transformar un espíritu en una pose y de pervertir un legado. Los indies españoles de los 90 tuvieron sus aciertos y errores, pero tras aquellos nombres se esconden un montón de buenas canciones, grupos a recordar, rescatar, o incorporar por primera vez a tu discografía.

“Pequeño circo – Historia oral del indie en España” está editado por la Editorial Contra.

Tambien puedes leer esto, y más, en Rock and roll army.

Anuncios