High On Fire – Spitting Fire Live: Vol. 1 & 2 (2013)


Servido crudo y sin aliñar. Así suena el doble directo de High on fire.

high-on-fire-spitting-fire-live-vol-1-2-artworkSu (hasta ahora) legado en directo se nos presenta a pecho descubierto, tal y como hace Mike Patt en sus conciertos. Como si de un sobresaliente “bootleg” se tratara, el sonido viene directo de la mesa de mezclas, sin adornos, sin filtros, intentando hacernos partícipes de lo que debe ser estar a unos metros del escenario en el que High on fire, simplemente, arrasan.

Llevando más allá de los límites el concepto de power-trio, el sonido granítico que despiden toma forma corpórea, convirtiéndose en protagonista más allá de los temas que suenan. Aunque se pierde cierta claridad y técnica respecto al estudio, se compensa con un sonido arrollador, y la sensación de que no hay tregua se sucede tema tras otro.

Los californianos desgranan temas de toda su discografía y si en el “vol.1” tenemos temas que los han definido como unos de los máximos exponentes del metal actual, como la rapidez y contundencia de “Devilution” y “Speedwolf” o la trituradora sonora de “Fertile Green”, en el “vol.2” encontramos temas con sonido más clásico y lleno de matices, como “DII”, la fuerza contenida de “Madness of an architect” o la ciclópea “Snakes for the divine” como insuperable colofón.

Grabados en sendos shows en New York, “Spitting Fire Live: Vol. 1 & 2” es la declaración de intenciones de Matt Pike, Des Kensel y Jeff Matz de que son la banda de heavy metal más potente y sudorosa.

Un obvio ejercicio de honestidad, de quienes saben que sus directos son colosales.

También puedes leer esta reseña en Rock and Roll Army.

Anuncios