Ocean Colour Scene – 18/04/2013 en el Teatro de las Esquinas de Zaragoza


Ocean Colour Scene abrieron en Zaragoza la gira española que les ha traído a presentar su último álbum “Painting”. Musicalmente, hace años que perdieron el favor del público masivo, aunque todavía mantienen una pequeña legión de incondicionales.

ocean-colour-scene-766622430Y para ellos era el concierto de la otra noche. Un público plagado de incondicionales que acudieron a reencontrarse con una banda que alguna vez, a mediados de los 90s, significó algo y que ahora no son casi ni la sombra de lo que una vez fueron.

El nuevo álbum apenas interesa a nadie, aunque contenga alguna magnífica canción, como la que da título al álbum y no creo equivocarme cuando digo que gran parte de los anoche presentes en el teatro de las esquinas esperábamos reencontrarnos con esa magia que impregnó los primeros álbumes de la banda.

Y, repito, que el concierto estaba plagado de incondicionales porque si no, me resulta muy difícil comprender el fervoroso acogimiento que tuvo un concierto en el que los músicos no se implicaron y abundaron los tiempos medios, creando una atmósfera plana y soporífera que sus grandes éxitos, mal dosificados y generalmente colocados en la segunda parte del concierto, apenas pudieron levantar.

Ha llovido mucho desde que OCS vinieron por primera vez a Zaragoza, en aquel ahora lejano 1997, de teloneros de Oasis. Entonces los de Birmingham eran un combo enérgico, con un directo arrollador y un rock limpio y directo.

Anoche, con 16 años más a las espaldas, la energía prácticamente ha desaparecido, encontrando a una banda a la que el paso del tiempo no está favoreciendo. Afortunadamente, el tiempo sí que juega a favor de algunos de sus temas, y el concierto recuperó en parte el pulso gracias al riff de “Riverboat song”, el karaoke colectivo de “Profit in Peace”, o la perfecta “The Day We Caught the Train”.

Sólo la nostalgia jugó a favor de un directo reumático y aburrido en su mayor parte.

Siempre nos quedará el recuerdo de haber vivido a la banda en su momento.

También puedes leer esta reseña en Rock and roll army.

Anuncios