Havalina “H” (2012)


Havalina H

Sin lugar a dudas “H” es uno de los grandes discos de 2012 de los madrileños Havalina. El mejor, para quien subscribe.

Sobre el título, podríamos pensar que es un nuevo comienzo, y así nos lo dice la propia banda “El hecho de que se llame “H” es lo más parecido a un disco homónimo. No obstante, también está relacionado con un tema de tranquilidad, felicidad y autoafirmación de la banda aparte de, como dices, un collage de varias cosas.

Continuando la evolución de un sonido que asentaron en “Las hojas secas” (2010), “H” supone un refinamiento de los mismos, y cierta vitalidad en las letras.

Manuel Cabezalí ya lo adelantaba, cuando Havalina estaba inmerso en el proceso de grabación: “… se trata de un “disco negro, con algunos trazos blancos“. Creo que lo define muy bien puesto que se trata de un disco lleno de contrastes en el terreno sonoro y emocional. 

Creo que también va a ser un disco bonito. No sabría explicar muy bien por qué, pero hay algo de vital en todas esas canciones. Son oscuras, sí, pero tengo la sensación de que guardan mucha esperanza y luz detrás de todo eso.”

EnLas hojas secas,su anterior trabajo, el destino era algo inevitable contra lo que no se podía luchar, asistiendo impotentes al devenir de los acontecimientos. En “H”, hay algo de energía para enfrentarse a él, aunque este siga siendo oscuro.

“Norte”, tema que abre el disco, ya nos da pistas de esta nueva actitud, con letras menos opacas. “He perdido el Norte, ahora viajo al sur, hacia el centro del calor”. Abandonar la tristeza gélida y dirigirse hacia lugares más alegres y acogedores. Esa sería la meta, pero el camino está plagado de sin sabores.

Canciones sobre introspección, amor (ya no tan) incondicional y en ocasiones con tintes apocalípticos forman el grueso de un álbum compacto lleno de fisuras emocionales.

“Quiero viajar con miedo, explorarme internamente, solo hay sombra cuando hay luz, hoy me viste la oscuridad”.

Havalina es un grupo de referencias claras y, aunque eso parece molestar a cierta sección de la crítica, en “H” han conseguido aunar todas esas influencias para conseguir un sonido maduro que todavía, creo, pueden perfeccionar en cuanto a personalidad.

Aún así, si sumamos una voz suave frente a un sonido aguerrido, mareas sonoras que suben y bajan de intensidad, algunos desarrollos instrumentales cercanos al post rock y, sobre todo, los rocosos, arrogantes y graves riff (que ya son marca de la casa) encontramos todo lo que define a Havalina.

Hace un tiempo ya comentamos las bondades de su directo, en el que rubrican con pulso firme que se encuentran en el mejor momento de su carrera.

Havalina son grandes, muy grandes.

Imagen

 

Anuncios