Boards of Canada “Boc Maxima” (1996)


Los 90.

Qué gran década musicalmente hablando. Llena de matices, de claroscuros, de alegrías y desolaciones.

De las múltiples facetas sonoras que estallaron en esa década, la electrónica fue quizás la más sorprendente e innovadora (aunque pronto acabó fagocitada, al igual que el grunge, por el mainstream).

Una vez superados los estereotipos y clichés de que la electrónica era para discotecas llenas de drogas, encontramos un nuevo mundo de atractivos sonidos que venían a completar la fertilidad de una década redonda.

Entre aquella fertilidad, sobresalía Boards of Canada, un extraño y reservado dúo escocés que practicaban una electrónica analógica y experimental cercana al minimalismo, llena de ambientes psicodélicos e  inquietantes, que incluían voces sampleadas, bases cercanas al hip hop u orientaciones cercanas al folk, dependiendo de a cual de sus limitadas publicaciones te acerques.

Boards of Canada siempre se han rodeado de cierto misterio, acotando al máximo sus apariciones en público y sin relación alguna con la prensa musical, por lo que la información que se puede llegar a encontrar sobre ellos siempre es reducida. Afortunadamente este misterio se traduce en una música envolvente, ideal para situaciones de relax controlado.

ImagenDe entre sus varias publicaciones siempre he preferido “Boc máxima”. Este álbum es un excelente compendio de canciones que ya habían aparecido en anteriores trabajos y otras que aún no lo habían hecho y que lo harían, con ciertas variaciones, en el posterior  “Music has the right to the children”. Ambientes glaciales y melancólicos, sintetizadores analógicos y samplers de conversaciones fragmentadas se establecen como seña de identidad de la casa.

De la eterna e hipnótica “Boc máxima – Bocuma”, a la tensión de “Chinook” , pasando por  el trance espacial de “Sixtyniner” o la perturbadora “Everything you do is a balloon”, este trabajo es una sana y recomendable manera de acercarse al universo musical de este dúo.

El álbum lo editó el sello music70, en una limitadísima tirada de 50 unidades (!!), que se regalaron a amigos y familiares. De todas maneras,  es relativamente sencillo encontrarlo en internet si se busca en los lugares adecuados.

Anuncios