The Muggs (01 de Junio de 2012 en La ley seca)


Este fin de semana en Zaragoza hay una interesante propuesta llamada “Zaragoza Sound” que comprende cuatro conciertos de rocanrol, en días consecutivos y en cuatro salas distintas de Zaragoza. Participan en el evento:

  • Jueves 31 mayo: Arena Rock, con el concierto de The Lords of Altamont
  • Viernes 1 de Junio: La Ley Seca con The Muggs
  • Sábado 2 de junio: Sála López con Guadalupe Plata
  • Domingo 3 de Junio: Lata de Bombillas con The Ripe

Por motivos personales, no pude ver a Lords of Altamont, pero a buen seguro prendieron fuego el escenario del Arena Rock.

A los que sí que pude ver, y llevaba  meses esperando el momento, fue a the Muggs anoche en la Ley Seca.

Qué tipo más afortunado me sentía mientras movía la cabeza al son de los riffs volcánicos de Danny Methric, guitarrista y voz, el teclado de Tony Muggs y la batería de Todd Glass. Es toda una suerte poder disfrutar de estos conciertos, digamos minoritarios, pero en los que la satisfacción es inversamente proporcional al tamaño del local.

Y la satisfacción anoche tomó forma de rock and blues sudado directamente de los 70s, con una banda proveniente de Detroit, que ama lo que hace y logra transmitir desde el escenario toda la fuerza de su propuesta. The Muggs son ese tipo de grupo que son híbridos entre músico y fan, con una delgada línea que separa ambos estados.

The Muggs en plena exaltación del riff.

Tienen pinceladas de Led Zeppelin o Black Sabbath, pero también de Rory Gallagher o Free, a los que versionaron anoche, dejando lugar incluso para una revisión del “Help” de los Beatles.

En estudio, son una banda poderosa, que contagia su energía a la primera escucha. En directo, son una apisonadora. Sin concesiones. Danny Methric es una suerte de “último héroe de la guitarra”. Sus colección de riffs es realmente envidiable y su actitud en escenario arrolladora. Se mueve, cabecea y, si el escenario se lo permitiese, estoy seguro de que correría.

Anoche recordé algo que había leído, no se donde, de the Muggs. Hacen rock de estadio para tocarlo en pubs. Qué gran verdad. Si hubiesen sido quintos de Led Zep o de Cream su público hubiese sido masivo!. Temas como “Slow Curve”, ” I need ya baby”, “Should’ve learned my lesson” o “Never know why”, temas que para mí son el claro exponente de lo que el rock debe ser; un sonido que muy pocas bandas practican hoy en día.

Sí, lo sé, sueno nostálgico.

Se les puede acusar de revisionistas o revivalistas, pero lo que está claro es que  si The Muggs no existiesen, habría que inventarlos.

Anuncios