About love, about music


La visión del amor que se puede alcanzar escuchando muchas de las letras de las canciones que suenan en emisoras comerciales puede distar mucho de la realidad, o al menos de lo que yo entiendo como realidad.

Alguno de los temas recurrentes es cantar eso de “sin ti no soy nada, sin ti moriría, contigo estoy completo, eres mi aire, el suelo que piso…”. Afirmaciones que rozan la mamarrachada sentimentaloide para adornar unos sentimientos que son, en la mayoría de los casos, fruto de una inmadurez compulsiva y de una inseguridad galopante. Frases como esas, en algunos casos, encierran intenciones secundarias perversas (aunque inconscientes) ya que exigen una incondicionalidad total. Poco menos que unas veinticuatro horas disponibles por amor, para lo que sea y cuando sea. De eso nada. La incondicionalidad no funciona para ninguna circunstancia en la vida, y mucho menos para una relación. El que da incondicionalidad, normalmente la exige, y si la recibe, complementa sus neuras con las de su pareja, en un círculo vicioso que acaba estallando o amargando a largo plazo.

 

Demos un rápido repaso a algunos famosos “leitmotiv”

“Eres mi media naranja “

Como si nosotros, como individuos, no valiésemos nada. Para alcanzar la felicidad y ser mejores personas tenemos que tener pareja. No se vosotros, pero yo me miro a mí mismo y veo una persona entera, simétrica, con dos piernas, dos brazos y, en mi caso, ya que soy varón, dos testículos. No necesito a nadie para realizar una simbiosis y alcanzar mis metas. Si realmente lo necesitáis, joder, ¿os falla la autoestima o qué?. Una vez que estés bien contigo mismo, podrás estar bien con una pareja. Otra cosa es alcanzar ese estado de bienestar unidireccional, por eso todas las relaciones están viciadas de alguna manera y son a veces tan complicadas.

 

“Moriría por vos”:

Aquí salen los Romeos y Julietas que todos llevamos dentro, o los amantes  de Teruel, por proximidad geográfica. Lo siento, pero yo no muero ni por la pareja, ni por la patria, dicho sea de paso.

Si vamos a morir, que sea por una buena causa, como haber vivido la vida plenamente.

 

“Mi vida no tiene sentido sin ti”

Sé que muchas veces puede parecer que la vida no tiene sentido (no solo a causa de las mujeres) pero la vida es vida, y está para vivirla lo mejor que se pueda. Si toca hacerlo en soledad habrá que aprovechar las cosas buenas que ello tiene.

 

“Haría lo que fuese por ti”

¿Seguro?. Tengo mucha imaginación, y puedo pedir acciones realmente descabelladas, como que asesines a martillazos al Rey y toda su familia (mira que son bastantes eh?) o que sueltes varias bombas atómicas en el paseo Independencia, por decir algo. Y eso sería lo fácil, créeme.

 

“No sé que hacer cuando no estás”

Hey, escucha, búscate un hobby, sal a la calle a dar una vuelta, llama a tus amigos…

 

Escribiendo estas líneas caigo en la cuenta de que este tema da para muchos párrafos más de los que puedo escribir en estos instantes. De cualquier manera, prefiero dejarlo tal y como está escrito, y que cada uno saque sus propias conclusiones respecto a las ideas que nos inculca la música pop(ulosa).

Abrazotes!

Por cierto ¡Viva el amor! (lo digo de corazón)

 

Anuncios